7 de juliol de 2009

FINALMENT TENIM LA DANSA A LA UNIVERSITAT!!!!!!!!!!

LA UNIVERSIDAD EUROPEA DE MADRID PRESENTA LA PRIMERA TITULACION UNIVERSITARIA ESPAÑOLA EN CIENCIAS DE LA DANZA.
El nuevo grado Universitario en Ciencias de la Danza, que se impartirá en el curso 2009-2010, responde a la necesidad de formar a los futuros profesionales de la disciplina dancística desde una perspectiva global e integral, trabajando más allá de los aspectos técnicos e incorporando también competencias pedagógicas y de gestión.La puesta en marcha de esta titulación sitúa a España al nivel de otros países de nuestro entorno, donde desde hace años se pueden cursar estos estudios universitarios” asegura Agueda Benito, rectora de la Universidad Europea de Madrid.
La Danza, como cualquier otro arte, tiene que estar reconocida a nivel universitario y en España finalmente lo está”, ha asegurado el prestigioso bailarín Mikel Arístegui durante el acto de presentación del Grado en Ciencias de la Danza de la Universidad Europea de Madrid.
Hasta la fecha, muchos bailarines españoles hemos salido a estudiar fuera de nuestro país porque, llegados a un punto, no podemos aprender más”, ha explicado el prestigioso bailarín Mikel Arístegui durante la presentación del primer Grado Universitario en Ciencias de la Danza existente en España. Impartido por la Universidad Europea de Madrid en el curso 2009-2010, este nuevo Grado “responde a la necesidad de formar a los futuros profesionales de la disciplina dancística desde una perspectiva global e integral, trabajando más allá de los aspectos técnicos e incorporando también competencias pedagógicas y de gestión”, explica Agueda Benito, rectora de esta institución académica.
Con esta nueva titulación, “España da un paso adelante hacia la profesionalización de sus bailarines y se sitúa al nivel de otros países de nuestro entorno que ya disponen de esta enseñanza universitaria desde hace años”, señala Agueda Benito. Y es que “la mayoría de los países europeos están más adelantados que España en cuanto a graduación y reconocimiento institucional de la Danza”, asegura Mikel Arístegui, quien se ha formado como bailarín en la Universidad Folkwang Hochschule de Alemania y cuya carrera profesional se ha gestado mayoritariamente en el extranjero. "Además, el hecho de que el grado en Ciencias de la Danza sea oficial en algunos países y en otros no impide que la profesionalización pueda ser reconocida y, como consecuencia, la convalidación de un título siga siendo un problema real”, añade.
Un hito en España
El Grado de Ciencias de la Danza ha sido concedido a la Universidad Europea de Madrid tras el informe positivo de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación (ANECA) y la posterior aprobación del Consejo de Universidades del Ministerio de Educación, lo cual ha supuesto, en palabras de Agueda Benito, “un hecho muy importante para nuestra institución”.
La rectora de la Universidad Europea de Madrid explica que el Espacio Europeo de Educación Superior ha generado un nuevo escenario educativo en el que las universidades pueden proponer titulaciones que antes no existían. “En este contexto, la Universidad Europea de Madrid se ha hecho eco de una necesidad que existe en la sociedad y ha puesto en marcha el Grado en Ciencias de la Danza, el cual nace con el objetivo de cubrir un vacío vinculado al estudio de la danza y el movimiento creativo con una perspectiva científica”.
La danza, un “arte universitario”
La danza, como cualquier otro arte, tiene que estar reconocida a nivel universitario y en España finalmente lo está gracias a la propuesta de la Universidad Europea de Madrid”, señala Mikel Aristegui, al tiempo que se muestra convencido de que “las primeras promociones nos demostrarán que se está dando un paso muy importante hacia la profesionalización de esta disciplina”. Este profesional también estima que “la nueva titulación universitaria contribuirá a dar prestigio al mundo de la danza e imprimirá valor no sólo a los estudios, sino también a la profesión y los profesionales que se dedican a ella”, argumenta.
Agueda Benito explica que, “hasta ahora, la danza era una disciplina carente de un corpus teórico suficientemente estructurado” y que “la universidad es, sin duda, el mejor contexto para su construcción”. Así, el nuevo grado en Ciencias de la Danza dispondrá de una parte teórica muy importante relacionada, por ejemplo, con la gestión, administración y distribución de piezas de Danza y unos conocimientos de la parte técnica en el escenario, además de otras áreas como la coordinación y la dramaturgia. “Todos ellos son puntos muy importantes que hasta ahora se han aprendido por necesidad, no por oportunidad", asegura Mikel Aristegui. Y añade: “el hecho de que el estudiante se confronte a un programa de estudios tan completo le va a simplificar mucho a la hora de buscarse un camino en el mundo profesional”.
Visión profesional e internacional
Agueda Benito destaca que, en la actualidad, “se vislumbran entornos laborales emergentes” para personas formadas de manera integral en la ciencia de la danza: “un profesor de danza, un empresario del espectáculo o incluso un profesional de las ciencias de la salud que incorpora terapias con la danza son algunas muestras de ello”, asegura. A estas salidas laborales, Mikel Arístegui añade otras de carácter técnico como la de productor, administrador, gestor, distribuidor, técnico de luces, coreógrafo, director de escena o terapeuta del movimiento, entre otras muchas.
Y es que “el nuevo Grado en Ciencias de la Danza incluye también áreas en las que la danza hasta ahora no ha tenido un papel tan predominante pero en las que, a partir de ahora, sí puede jugar un papel de mayor protagonismo”, explica la rectora de la Universidad Europea de Madrid.
Al igual que el resto de las titulaciones de la Universidad Europea de Madrid, el Grado en Ciencias de la Danza tiene un importante carácter práctico que facilita la capacitación para el ejercicio de la profesión y el desarrollo competencial. “Los alumnos no vienen a esta universidad sólo a adquirir conocimientos, sino también a desarrollar competencias que les permiten ser creativos, trabajar más en equipo, resolver problemas o hablar un segundo idioma, entre otras ventajas”, apunta Agueda Benito. Asimismo destaca que esta titulación “tiene un componente internacional muy importante, no sólo en el planteamiento de los estudios, sino en las oportunidades de continuar los estudios en el extranjero durante el transcurso del Grado”.
Alumnos potenciales
La titulación en Ciencias de la Danza está dirigida a profesionales de la danza que trabajan en escuelas y academias y que podrían desear unos estudios universitarios que respalden y completen su formación; a estudiantes que terminan su bachillerato y selectividad y quieren hacer de la danza su profesión; a alumnos que no acceden a los estudios superiores de danza en el conservatorio por no tener una excelencia técnica; posibles bailarines instalados en España que deseen convalidar y reconocer sus estudios; y deportistas de gimnasia rítmica, artística, patinaje o natación sincronizada.