12 de setembre de 2011

Hem llegit i ens ha agradat molt:

VIOLETA HEMSY DE GAINZA
[...Profesora de música...tiene 80 años  Ha escrito 40 libros, centenares de artículos y ha enseñado a generaciones de reconocidos músicos argentinos...]

En una semana ha dado una conferencia en Salzburgo y otra en la Escuela de Música Creativa de Madrid. "Aprender música es como aprender un idioma". Es sumamente crítica con la enseñanza de la música -"¡Estamos como en el siglo XIX!", exclama- y con lo que escucha: "Yo no hago diferencia entre música culta y popular. Me gusta o no me gusta".
Y si el sonido "no viene de dentro" no le gusta nada. Para la profesora, la música alegra, conmueve, eriza la piel. Si no lo consigue, algo no está bien. "Muchas veces salgo indignada de los conciertos. El público español es demasiado respetuoso. En Madrid y en Barcelona he visto estrellas internacionales muy por debajo de su nivel y la gente todavía les aplaude", suelta.

La enseñanza musical "está en crisis en todo el mundo", afirma. "A nadie se le ocurre enseñar con un pentagrama a un niño, ¿por qué hacerlo con un adulto? La música está en todos lados: en los iPod, los mp3, en la banda que forma cualquier grupo de niños. Donde no está es en las escuelas", se lamenta. Menciona que algunos programas, como las Orquestas Juveniles de Venezuela, ganan fama pero no consolidan la enseñanza de la música como una materia tan necesaria como las demás. "Aprender música es un derecho humano. No se necesita para vivir, pero la vida no es la misma sin ella", comenta.

Font: http://www.elpais.com/articulo/ultima/Aprender/musica/derecho/humano/elpepiult/20110609elpepiult_2/Tes