9 de novembre de 2011

Poesia Musical

La Orquesta
Como no hay trompeta,
toca la bocina
la furgoneta.

Como no hay tambores,
se escucha el rugido
de los motores.

Como no hay violines,
un señor taladra
los adoquines.

Como no hay guitarra,
pasa el chatarrero
con su chatarra.

Y al guardia de tráfico
le da un arrebato,
se quita la gorra,
agita la porra
 y silba una ópera
con su silbato.

 de Pedro Mañas